Evolute Institute

"Un encuentro divino" - Informe de Experiencia Psilocibina con Evolute - Luciana Bellini

Índice
luciana bellini

Autor: Luciana Bellini, Participante en el Retiro EvoLEAD 2023

Me pidieron que escribiera sobre mi viaje facilitado por la psilocibina, y mi intención era precisamente ésa. Sin embargo, sin un esbozo del contexto relevante, gran parte de la importancia que el viaje tuvo para mí no sería apreciada por el lector. Por lo tanto, primero mencionaré los antecedentes de mi decisión de unirme al programa Evolute Institute, así como la intención del viaje y el escenario del Retiro EvoLEAD. 

Mi indagación sobre la naturaleza de la existencia  

Hace treinta años, estudié filosofía en la universidad. Mi idea de la filosofía era una indagación sobre la verdad de la existencia, en contraposición a jugar con los conceptos, que era la opinión predominante en el mundo académico en aquella época. En consecuencia, acabé abandonando la institución. Fue a través de la filosofía oriental como encontré respuestas más satisfactorias a mis preguntas más profundas. Me atrajo especialmente la tradición no dual del Vedanta Advaita, que postula que no hay nada más que Brahman, Sat-Chit-Ananda: Conciencia ilimitada, Ser ilimitado, Dicha ilimitada. El cuerpo, la mente y el mundo surgen en Brahman y están hechos de él. Según el Vedanta Advaita, la causa fundamental del sufrimiento no es la experiencia de la dualidad en sí, sino la creencia errónea de que esta experiencia es real. Cuando se comprende plenamente la naturaleza ilusoria de la dualidad, el sufrimiento termina, del mismo modo que nuestro miedo a ser mordidos por una serpiente termina cuando nos damos cuenta de que lo que tomábamos por una serpiente no es más que una cuerda. Hace unos cinco años, después de haber trabajado con un maestro no dual durante unos meses, tuve una experiencia profunda que me cambió la vida. La única forma en que puedo intentar describir esta experiencia es que vi que todo estaba hecho de amor puro e incondicional. Lo que antes creía que era "mi vida" no parecía más que una serie de pensamientos. El cuerpo, la mente y el mundo se transformaron con esta experiencia. Bañado en puro amor incondicional, el cuerpo se desprendió de todas las contracciones y la mente al principio se quedó atónita y luego, cuando empezó a funcionar de nuevo, se quedó muy quieta. Hicieron falta unos seis meses para que la dicha fuera menos intensa, para que se convirtiera en la nueva normalidad. Pero cuando terminó el "periodo de luna de miel", volvieron algunas pautas sutiles de identificación.

Mi motivación para unirme al programa Evolute Institute surgió de la comprensión de que el primer despertar es sólo el principio del camino hacia la autorrealización. Tenía curiosidad por saber si un viaje guiado por la psilocibina podría acelerar la liberación de esos sutiles patrones residuales de identificación. Algunos maestros se refieren a este estado, en el que no hay posibilidad de identificación, como "la caída final del yo". Tras consultar el sitio web de Evolute Institute y beneficiarme de sus llamadas exploratorias con Dmitrij y Patrick, sentí firmemente que unirme a su programa era lo correcto.  

El Retiro Asistido Psicodélico - Respiración Holotrópica  

Durante las reuniones preparatorias en línea, aumentó mi confianza en la competencia de los organizadores. También fue una gran oportunidad para conocer la franqueza y seriedad de los otros siete participantes. Conocerlos en persona en el retiro mejoró aún más la experiencia. El hermoso centro y la ubicación del retiro, las deliciosas comidas y la amabilidad tanto de los organizadores como de los participantes contribuyeron a crear un ambiente agradable.  

Por la tarde del primer día, tuvimos una sesión de respiración holotrópica. Era la primera vez que probaba esta práctica, y rápidamente entré en un hermoso estado en el que sentí que el suelo bajo mi cuerpo bailaba al ritmo de la música. Experimenté una mezcla de alegría y tristeza, dándome cuenta de que no hay emociones intrínsecamente negativas o positivas; sólo nuestro juicio las convierte en tales. 

La Ceremonia  

El proceso de preparación previo al viaje proporcionó otra oportunidad para estrechar lazos, reír y disipar cualquier aprensión. Una vez listos, nos reunimos en una sala redonda, donde habíamos dispuesto nuestras acogedoras camas en círculo. Tras escuchar las palabras tranquilizadoras de los facilitadores, bebimos el líquido de nuestra copa de psilocibina, nos pusimos antifaces y nos tumbamos. Comenzó la hermosa música que marcaba el inicio del viaje.

Notas sobre el relato de mi viaje  

Lo que era racional y estaba hecho de lenguaje e imágenes en mi viaje puede recordarse y contarse fácilmente. Los aspectos menos racionales, que implican símbolos y movimientos, también pueden recordarse y contarse de algún modo, pero los lectores deben tener en cuenta que, aunque esas partes de la experiencia son muy importantes, en realidad no son totalmente expresables mediante el lenguaje y, por tanto, no deben esperar que esas partes de la experiencia tengan un sentido racional completo. Las paradojas pueden surgir de los intentos de expresar lo inexpresable, y cuando estamos abiertos a la posibilidad de que la verdad esté más allá del lenguaje, tales paradojas pueden ser poderosos indicadores de esta verdad. Por último, los aspectos de la experiencia que son totalmente inexpresables no se detallarán aquí porque, como dijo Wittgenstein, deben pasarse por alto en silencio. La única forma en que la mente puede concluir algo sobre estos aspectos es comparando el estado en que se encontraba antes de la experiencia con el estado en que se encuentra después de ella. Y, por supuesto, "el después" va a ser un proceso continuo, porque vivir lo que se reveló es la única forma de que la revelación pueda desarrollarse plenamente. 

Pocas palabras sobre un símbolo recurrente  

En mi viaje había un símbolo recurrente que es necesario introducir aquí para quienes no estén familiarizados con el Shaivismo de Cachemira. En esta doctrina no dual, Shiva es lo que Brahman es en el Vedanta Advaita: el Ser/Conciencia ilimitado en el que surge y cae lo múltiple y del que está hecho. 

Mi guía y el viaje  

Todo empezó con unos patrones simétricos en blanco y negro. Probé a abrir los ojos (bajo el antifaz), y los dibujos adquirieron colores vivos. Eran fluidos, se movían y se mezclaban entre sí. No había más que patrones de colores, y su belleza llenaba mis sentidos. Estaba maravillada. 
transición minimalista y relajante del negro al blanco que representa una voz

Entonces, oí una voz. Era muy tranquila, suave, cariñosa y tranquilizadora. Al instante supe que aquella voz era mi guía en el viaje. Ya sabía su nombre: era Shiva. Puedes preguntarme lo que quieras saber -dijo Shiva-. 

Sentí una inmensa alegría.. 

'Lo único que quiero es que el yo caiga. ¿Qué puedo hacer para que esto ocurra? pregunté. Shiva sonrió, una hermosa sonrisa sin rostro, sólo una voz entre colores. De acuerdo, puedo ayudarte con eso -respondió Shiva- Busquemos al yo, juntos'.  

Y así es como mi guía Shiva me llevó en este viaje, a través de todos los patrones de color para buscar el yo, mi yo. Sabía que los colores eran la forma en que el mundo, la creación entera, aparecía en el viaje. Aunque Shiva y yo no teníamos cuerpos, podíamos movernos sin esfuerzo a través de los colores. Me resultó natural suponer que fuera lo que fuera, fuera lo que fuera el yo, también estaba hecho de esos mismos patrones de color. 

Al acercarnos a diversas partes de los patrones en busca del yo, éstos revelaron su insustancialidad; en realidad, no estaban allí, en absoluto. Desde la perspectiva "exterior" del viaje, mi búsqueda del yo a través de los colores se prolongó durante mucho tiempo. A pesar de mis crecientes desafíos a Shiva, se me demostró repetidamente que el yo no existía. Al final de cada búsqueda fallida, me reía a carcajadas, como nunca lo había hecho en mi vida. 

Enraizamiento: un nuevo sentido para un viejo concepto  

Cuando no me reía, estaba totalmente asombrada.  

Le pregunté a Shiva: "¿Cómo surge toda la creación?  

Shiva sonrió y respondió: "Te mostraré cómo se hace".  

Shiva demostró "cómo se hace" no con palabras, sino con movimientos, como una danza en la que los colores llegaron a ser. Llegaron a ser en toda su insustancialidad y, sin embargo, pareciendo muy reales. Shiva denominó a este "parecer real" como "enraizamiento", pero con un sentido distinto al que los maestros a los que escuché utilizaban el término. Cuanto más me costaba ver la insustancialidad de los colores (la creación, el mundo), más oía decir a Shiva: 'es la conexión a tierra' o 'es la forma en que se produce la conexión a tierra'.

  1. En cierto momento del viaje, sentí dolor en los patrones de colores correspondientes a mi pie. Desafié a Shiva a que me mostrara que ese dolor no tenía nada que ver con mi yo. Shiva me llevó hasta esos patrones, mostrándome que también eran insustanciales, y los llamó "sensaciones".

    ¿Ves? dijo Shiva, 'no son más que sensaciones'.

    Tardé un tiempo en darme cuenta de la naturaleza insustancial de las sensaciones y, cuando lo hice, el dolor desapareció al instante.

    Le dije a Shiva: 'Aunque el dolor es difícil'.

    Y Shiva respondió: "Es la forma en que se produce la conexión a tierra".

  2. En otro momento, las lágrimas caían por mis mejillas. Sentí que una mano tocaba la mía, la de un facilitador. Quise decir "no te preocupes, sólo son lágrimas de alegría", pero en lugar de eso le apreté la mano y le pregunté a Shiva:

    '¿Y este tacto, este amable tacto cariñoso, también está vacío?'

    Y Shiva respondió: 'Ahh, sí, pero eso es enraizar'.

    Y entonces Shiva me llevó también a ese rincón de los patrones de color, donde estaba el tacto, revelando su insustancialidad.

  3. En otro momento, me asombró la perfección de la creación, incluida la historia de esta aparente persona. Las frases pronunciadas por los facilitadores y los participantes en las sesiones de preparación aparecieron en el viaje también como colores. Vi cómo todo en mi vida estaba destinado a conducirme a la enseñanza, y al despertar, y ahora a esta experiencia.

    Shiva vio mi asombro, se divirtió y comentó

    ¿De qué te sorprendes? Todo eres tú, tú lo creas todo, tú dejas huellas, tú las encuentras. Y luego te sorprendes".

    Me reí y dije 'es tan difícil recordar que soy todo esto'.

    Y Shiva dijo 'sí, tiene que serlo. Es la conexión a tierra'.

Vacío, soledad y amor incondicional  

Otra parte inolvidable de la experiencia fue el reconocimiento de la absoluta soledad de este Ser absoluto. Esta soledad no tenía nada que ver con la soledad, sino con el amor incondicional. Mirara donde mirara, todos los colores (el mundo) no eran más que este Ser absoluto, todos hechos por la misma sustancia sin sustancia. Así pues, como objetos, entidades o experiencias, eran totalmente insustanciales. Vi, de un modo imposible de dudar, que esta soledad es lo que hace posible el amor puro e incondicional. Comprendí cómo se sentía realmente la ecuanimidad. Mirara donde mirara, no había nada más que este único Ser, este único Amor, éste y éste Único. Ninguna parte de la creación era buena o mala, superior o inferior, mejor o peor.

Vi cómo este Vacío es muy pleno, y también vi la condición previa para poder ver esto, para ver la plenitud de este Vacío. Esta condición previa consiste en reconocer la total insustancialidad de lo que aparece. Lo que hace que el Vacío sea tan pleno no es lo que aparece en es lo real en lo que aparece: nada más que este Vacío mismo. El Vacío se conoce a sí mismo en toda su Soledad, y esto es amor incondicional. 

¿Cómo puedo recordar esto para siempre?  

Hubo momentos en los que fui muy consciente de que el viaje terminaría y, en esos momentos, me preocupaba olvidar la guía de Shiva y volver a la creencia en el yo. No temía olvidar las palabras de Shiva, sino la experiencia de la Vacuidad plena, la experiencia de la no-experiencia que realmente no puede expresarse con palabras: sólo puedo serla. Le dije esto a Shiva. 

Shiva respondió: 'De acuerdo. Busquemos al que puede olvidar'. 

Me reí, pero también esta vez al darme cuenta de que, hiciera lo que hiciera esta persona aparente, no tendría la menor importancia para lo que yo soy en realidad. Tanto si esta persona aparente olvida como si no, tanto si vuelve a identificarse con las creencias como si vive en cada momento a la luz de la verdad, nada nada de eso supondría la menor diferencia para mi Ser real. Este reconocimiento trajo otra oleada de amor incondicional, pero esta vez hacia esa persona aparente a la que debía volver. Vi con la misma ecuanimidad que esta persona aparente no es más que un color entre todos los demás, todos ellos brillando con el mismo esplendor.  

Gracias y Adiós.  

La narración de mi viaje terminará ahora con otra parte de la experiencia que considero también sumamente importante.  

Hacia el final del viaje me pregunté por qué ninguno de mis maestros figuraba en él, y sin embargo fueron tan importantes en mi camino hacia la Verdad.  

Shiva, como si leyera mi mente, sonrió, luego señaló los colores y preguntó: "¿Los ves aquí?".  

Miré y, efectivamente, pude visualizarlos entre los patrones de color, uno a uno, siendo los más importantes los que tenían mayor presencia. 

Le dije a este maestro mío 'Ahora yo también lo veo realmente, lo que tú también ves, la danza de Shiva'.  

Pero mientras seguía mirando, él se desvaneció, y luego también se desvanecieron todos los demás profesores, delante de mis ojos. Desaparecieron por completo, sin dejar más que colores insustanciales. 

Entonces, le pregunté a Shiva 

Y tú, Shiva, al menos eres real, ¿no? 

Pero Shiva no respondió en absoluto. Y supe, realmente supe, que Shiva se había ido. El guía que me llevó en este maravilloso, asombroso viaje, se había ido para siempre.

Por supuesto,
pensé.
Y sentí una dicha inmensa. 

un colapso hacia el verdadero yo en un viaje psicodélico

El "Regreso" del Viaje y las Sesiones de Integración  

Al "volver" del viaje, el Vacío estaba por todas partes, abarcando mis manos, los amigos, la habitación, la cama, los árboles de fuera, los sonidos y el propio aire. Y este Vacío estaba lleno. Fuimos a cenar y no hablamos de nuestra experiencia entre nosotros hasta el día siguiente, ya que los facilitadores nos sugirieron acertadamente que habría más despliegue y, por tanto, que permaneciéramos en el viaje en lugar de intentar expresarlo. Tras la cena, nos animaron a hacer un dibujo de nuestra experiencia y nos proporcionaron pasteles y papeles de dibujo. Y fue una idea muy buena, porque al día siguiente, en la primera sesión de integración, nuestros dibujos nos ayudaron mucho a compartir nuestros viajes con el resto del grupo.  

dibujo de integración tras la ceremonia psicodélica de lucianas
Imagen dibujada por Luciana en el Retiro EvoLEAD de noviembre de 2023.

Durante este primer día de integración y puesta en común, así como el día siguiente, sentí que todos los participantes estaban profundamente afectados por su propio viaje. La apertura posterior al viaje que percibí profundamente en todos ellos fue para mí una señal más de la belleza de soltar y de estar abierto a lo que surja. 

Algunas reflexiones  

Cada vez que intentamos conceptualizar o experimentar nuestra naturaleza divina absoluta, fracasamos. Pero es bueno que fracasemos, porque este fracaso nos demuestra una y otra vez que no somos un objeto, no algo que podamos experimentar en una relación de sujeto a objeto. No importan las enseñanzas, las historias, las palabras, los despertares, las revelaciones. Este viaje me mostró que había llegado el momento de soltarlos todos. Dejar ir por completo todas las historias y deseos. Incluido el deseo de liberación. Lo que queda es el amor incondicional, el amor al Amor, que se expresa de todas las formas posibles. 

Algunos sostienen que las experiencias guiadas psicodélicas no tienen nada que ver con el tipo de revelaciones que van más allá de la mente. Afirman que no tienen sentido. Afirman que todas las experiencias psicodélicas son el resultado del recableado del cerebro, un recableado que crea nuevas formas más inteligentes para que la mente trabaje sobre la información recopilada previamente, y se engañe a sí misma en el proceso, por ejemplo creando la ilusión de una revelación, por lo tanto sorprendiéndose de su propia creación. 

Otros sostienen que lo único que hacen las plantas medicinales psicodélicas es eliminar algunos filtros mentales limitadores, de modo que la mente se abre a una experiencia de la realidad más cercana a la verdad de nuestra verdadera naturaleza. Así pues, afirman que las percepciones y revelaciones se producen a través de la mente, pero no son una creación de la mente.  

Creo que ambas perspectivas son correctas, y ninguna lo es. Por encima de todo, no importa. Son sólo dos posibilidades, entre infinitas, de que nuestro verdadero Ser se experimente a sí mismo como lo hace. Se experimenta a sí mismo todo el tiempo como lo que no es y, a veces, como aquello de lo que no se puede hablar. En ambos casos, siempre hay un único Ser que se experimenta a sí mismo. Mi viaje guiado por la psilocibina me ha mostrado esto y, por supuesto, ya lo sabía. Porque, la verdad, no podemos conocer nuestra verdadera naturaleza porque nos digan lo que es. Conocemos nuestra verdadera naturaleza porque la reconocemos. Entonces, ¿por qué debería importar la forma en que se produce este reconocimiento?

Dimi_cuadrado_pequeño

Dr. Dmitrij Achelrod,

cofundador del Evolute Institute

¿Te sientes inspirado?
HABLEMOS

Te invitamos a concertar una llamada con nosotros. Juntos, podemos profundizar en las preguntas que puedas tener. Podemos explorar si uno de nuestros programas de retiro es adecuado para ti en este momento.

¿A quién conoces que pueda estar interesado en este post?
Compartir vía
Suscríbete al boletín de información
Como mucho, una vez cada 2 semanas.
Bombilla que representa las ideas del blog
Bombilla que representa las ideas del blog

Avanza en tu búsqueda de crecimiento y mayor bienestar

Apúntate a la Charla de Expertos Evolute en directo

Ideas rompedoras de pensadores líderes en conversación con nuestros anfitriones de Evolute. Obtén perspectivas únicas sobre tu propio camino de crecimiento personal, profesional y espiritual. Gratis.

Al registrarte, aceptas recibir comunicaciones de Evolute Institute. Tus datos no se compartirán con terceros.

"Cuando suelto lo que soy, Me convierto en lo que podría ser".

- Lao-Tzu

Recibe información y actualizaciones de eventos de Evolute Institute